Tu orgullo de nadador…

0 Flares 0 Flares ×

Jorge Bados

El final de la temporada siempre da para hablar con nadadores que se encuentran más dubitativos de lo normal. Nadadores que se preguntan si realmente merece la pena continuar tras un mal curso e, incluso, proseguir el camino a pesar de acumular varios años malos. Llegados a este punto, creo que es importante hacerse una cuestión: ¿Qué tengo? Preguntarse acerca de lo que uno ha logrado cobra especial sentido cuando estás a punto de perder la confianza en ti mismo. Quizá no hacerse esta pregunta facilite que nos demos definitivamente por vencidos antes de tiempo.

Había un escritor inglés que decía “todos tenemos orgullo. Lo que nos diferencia es saber usarlo“. En condiciones normales, cualquier nadador competitivo lo saca a relucir en cada prueba que nada. Focalizar el orgullo para competir es valiosísimo, pero más valioso es usarlo cuando estamos a punto de ceder en nuestro empeño. El ejercicio del orgullo, tiene más que ver con lo que has retenido de tus victorias, que con tus propias victorias. Aprender a valorar lo que uno ha ganado per se, con su esfuerzo, con su sacrificio, tiene mucho más valor. Al final, una medalla forma parte de un momento del pasado, mientras que valorar lo que te ha llevado a la medalla, suma en tu madurez más enteros para afrontar mejor el futuro.

El ejemplo de la medalla es extrapolable a cualquier ámbito de tu día a día. Por pequeña que sea tu hazaña, por poco que te valoren, tú debes sacar tu orgullo y poner por delante cada cosa que tú creas haber realizado de manera óptima. Tu orgullo de nadador debe hacerte ver que desde fuera, nadie vendrá a decirte “hoy has sido el mejor“. Y sí es cierto que tienes gente incondicional. Pero recuerda: ellos no nadan por ti.

Si estás jodido porque las cosas no han salido, porque ni de largo tus resultados reflejan tu esfuerzo, permanece tranquilo: Phelps también se dejó alguna medalla por el camino. En definitiva: saca tu orgullo para valorar todo aquello que no se premia con medallas o felicitaciones. Saca tu orgullo para darte cuenta que solo tú puedes defender y respetar lo que has llegado a ser, y lo que quieres ser. Valora tu caída, porque vas a necesitar valor para levantarte. Mireia Belmonte

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×
A %d blogueros les gusta esto: